lunes, 3 de agosto de 2009

Tipos de conectores de fibra óptica


Fibra óptica monomodo y multimodo
El cable de fibra óptica presenta dos variantes: monomodo y multimodo. Ambas tienen aplicaciones en sistemas
de cableado estructurado. Los cables de fibra óptica monomodo transmiten un único rayo de luz utilizado para
la transmisión de señales moduladas. Se usa normalmente en aplicaciones que requieren la transmisión de señales
a larga distancia; por ejemplo, entre instalaciones separadas en un campus.
El cable de fibra óptica multimodo transmite haces de luz múltiples con diferentes ángulos de reflexión dentro del
núcleo de la fibra. Con un núcleo de la fibra más fino que la fibra óptica monomodo, la fibra óptica multimodo se
adapta mejor a cortas distancias (por ejemplo, entre equipos y paneles). El multimodo deberá usarse para conectar
dispositivos tales como routers y servidores ópticos.
El cable de fibra óptica ofrece un nivel de seguridad superior a la transmisión por cobre o microondas debido a que
es difícil de manipular sin romperlo.
Conectores de contacto ultrafísico y conectores de contacto físico en ángulo
Unir un conector a un cable de fibra óptica provocará que parte de la luz que atraviesa esa fibra óptica se pierda.
Independientemente de si el conector fue instalado en fábrica o in situ, su presencia será la responsable de que parte
de la luz se refleje hacia atrás en dirección a su fuente, el láser. Estos reflejos, que suelen conocerse como pérdida de
retorno (RL), dañan el láser y degradan el rendimiento de la señal. El nivel de degradación de la señal causado por el
RL depende de las especificaciones del láser; algunos láseres son más sensibles que otros al RL.
La cantidad de pérdida de retorno óptico generada está relacionada con el tipo de pulido utilizado en el conector.
El conector de “contacto físico en ángulo” (APC) es el mejor para aplicaciones de grandes anchos de banda
y enlaces de largo recorrido, ya que ofrece la menor pérdida de retorno de los conectores actualmente disponibles.
En un conector APC, la cara final de una terminación está pulida con precisión formando un ángulo de 8º con
el revestimiento de la fibra, de manera que la mayor pérdida de retorno se refleja hacia el revestimiento, donde
no interfiere con la señal transmitida ni daña la fuente del láser. Como resultado, los conectores APC ofrecen un
rendimiento superior de pérdida de retorno de -65 dB.
No obstante, es extremadamente difícil terminar in situ un contacto físico en ángulo a 8º con un nivel de éxito
coherente. Por eso, si se daña un conector APC en el campo, deberá ser sustituido por un conector APC terminado
en fábrica.
El conector de “contacto ultrafísico” (UPC), aun no ofreciendo el rendimiento superior de pérdida de retorno óptico
de un conector APC, tiene características de pérdida de retorno aceptables para transmisiones de datos. Al utilizar
conectores UPC, asegúrese de que las especificaciones de su láser pueden soportar la pérdida de retorno que van
a generar sus conectores UPC.
Con una pérdida de retorno típica de -55 dB, los conectores de contacto UPC dependen del pulido de la máquina
para ofrecer una baja perdida de retorno. El pulido del contacto UPC se refiere al radio del pulido de la cara final
aplicado al ferrule, el tubo de precisión utilizado para sujetar una fibra para alinearla. El final redondeado creado
durante el proceso de pulido permite que las fibras toquen un en punto alto cerca del núcleo de la fibra cuando la
luz está atravesándola. A diferencia de los conectores APC, los conectores UPC pueden, con las herramientas y la
formación adecuadas, ser reparados in situ

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada